Thursday, March 09, 2006

De las que se dejan ir (sin razón aparente)

Image hosting by Photobucket

Ella tenía 17 y el 21, esa era la segunda vez que ligaban. Se conocieron en el club Bash en una de las clásicas noches Groove Republika...

De nuevo la excusa de un "dance floor" tan estrecho los hizo acercarse tanto, que cuando se dieron cuenta el asunto no era nada más que una repelladera.

Mientras el alemán Humate tomaba el control de la masa bailante, ellos se perdieron hacia el sofa del segundo piso...

A las 5:30 bajaron (los bajaron), muchos bailaban aun, afuera amanecía...

- Me acompañás al taxi?

Salieron abrazados con todo el porte de una pareja que se quiere (se veían bien juntos).

Antes de subir al taxi:

- Te vas conmigo? ...
- Me quedo.
- Entonces... me vas a dar tu número, o te doy el mío? (preguntó ella coqueteando)
- No... mejor así... nos vemos en la proxima fiesta.

Ella hizo una mueca de asombro, el dió media vuelta y regresó al club a seguir bailando...

De eso ya varios años. Ella aún sigue bailando tan sexy como cuando la descubrió, cada vez que se la topa el de la mueca de asombro es el.

5 Comments:

Blogger Cristibel said...

jaja... qué buena historia...bueno el Club Bash cuando era DTour

4:52 PM  
Blogger 1ui5 said...

No si vieras como termino la historia...

claro, detour tuvo su par de historias tambien, unas mejor callarlas, otras no se recuerdan... jeje

( ;









C

10:49 AM  
Blogger martastuarmetrix said...

igual la vida te la sigue ofreciendo...puesto que todavia te la topas, si quisieras la historia no se acabaria... toy segura!

12:37 PM  
Blogger 1ui5 said...

tenes razon, pero igual, de querer no quiero... y su novio tampoco jajaja

2:52 PM  
Blogger martastuarmetrix said...

hijole me voy y cambia todo por aca!!!

12:04 PM  

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home